Ya se ha convertido en un imprescindible no solo en bodas si no también en comuniones, el hecho de tener un recuerdo imperecedero espontáneo y original de un momento especial y que compartir con toda la familia y amigos.


El ya clásico photocall, idea que divierte sobre todo a los protagonistas de la comunión y que les da la oportunidad de hacer posados originales con algún atrezzo. Se suelen usar de fondo marcos de fotos realizados
en madera o cartón y decorados con flores, globos, frases …, o realizados en vinilos de plástico o tela que sirven de fondo para los posados.
La tecnología nos hace que los photocall sean mas fáciles y divertidos ya que se acompaña con impresoras de photocall, ¿que tienen de especial?, pues son impresoras de tamaño reducido no de mucha calidad fotográfica y que pueden recibir la fotos directamente desde el móvil vía bluetooth y que hace mas sencillo a familiares y amigos usar su propio móvil para imprimir las fotos.
Tampoco hay que olvidar tener al lado de la impresora el libro de recuerdo donde pegar estas fotos y poner alguna frase que recuerde el momento, muchos de los soportes fotográficos son autopegables por lo que no es necesario pegamento, lo que lo hace mas fácil. De esta manera tan especial se puede disponer al finalizar el día un recuerdo original y espontáneo de uno de los días mas importantes en la vida de nuestros hijos.